Calidez y nobleza son los argumentos que te proponemos para elegir un mueble de madera maciza. La elegancia de su torneado y sus prestaciones de interiores a color y puertas sin cantos configuran sus acabados. Una elección que llenará de estilo tu cocina y ganará en belleza a lo largo del tiempo. No admite una limpieza agresiva.


Ejemplos: